Invierta en su Salud

mayela

Invierta en su Salud... Es la frase que siempre digo a mis amigos, familiares, desconocidos en fin es mi filosofía de vida.

Después de vivir 54 años, he acumulado muchas vivencias que lo afirman.

Sobreviví a una enfermedad terminal de mi esposo, al cual amé y seguiré amando eternamente; digo sobreviví porque hombro a hombro enfrentamos la amarga realidad cuando nos dieron el diagnóstico “Linfoma no Hodgkin” en etapa avanzada. Fue devastador, pero lucharíamos como soldados.

Ante este escenario nos atacan muchas dudas, por qué, qué descuidé en mi salud, qué dejé de hacer, qué abusos alimenticios cometí?  En fin… no había respuestas…

Iniciamos el duro tratamiento, la cruel y despiadada Quimioterapia, doce sesiones, de las cuales solamente nueve fueron necesarias y chequeos mensuales durante cinco años.

Durante esas largas horas mientras recibía Ricardo, mi esposo sus sesiones de tratamiento, me dí a la tarea de conversar con los enfermos y familiares que luchaban también en la sesión de Hematología del Hospital Calderón Guardia contra ese mal.

Después de analizar el relato de al menos quince personas, todos tenían dos factores comunes antes de que se desencadenara dicha enfermedad, habían sido sometidos a situaciones difíciles de superar, como el abandono de su pareja, demasiado trabajo y muchísima responsabilidad, problemas económicos, no obtener el ansiado ascenso por injusticias o preferencias del jefe, en fin las típicas dificultades a que nos enfrentamos día con día; y el otro factor común el muy preocupante y que va en aumento el temido sedentarismo, el cual nos hace vulnerables a decaer en nuestra salud.

Ante esta fusión fatal el stress y el sedentarismo, tenemos la solución al alcance de un par de tenis, y a caminar paso a pasito, esto para iniciar, luego si deseamos avanzar más, pues un chequeo médico para realizar el ejercicio responsablemente y con instrucción de un profesional.

Es más barato tanto económica, física y emocionalmente la prevención que la cura de una enfermedad.

Es por esta razón que lo invito a que se convenza  y lo experimente usted mismo de iniciar un plan de ejercicio físico; la mejor inversión para prevenir muchos problemas que amenazan nuestra salud; media hora al día en las actividades de intensidad moderada, como caminar a paso vivo, podrían ser suficientes, aunque se obtienen más beneficios con una mayor intensidad, con una regularidad mínimo tres veces por semana nos dará las armas para que nuestro sistema inmunológico no baje la guardia y esas situaciones difíciles no sigan causando más luto en nuestras familias. Según así lo indican varios estudios de Fred Hutchinson Cancer Research Center.

Empieza hoy, no corras para huir de tus problemas, corre para enfrentarlos sabiamente…